Saltear al contenido principal

Psicología conductista.

Este enfoque expone que el comportamiento humano es aprendido y que en consecuencia puede ser des-aprendido y volverse aprender nuevamente pero esta vez de forma adecuada. Esta terapia se orienta a descubrir los comportamientos des-adaptados que complican la existencia de una persona y, trabajar para modificar esos comportamientos.

Este método ayuda a las personas a darse cuenta  de que tienen el control sobre sus síntomas. El terapeuta se centra en los problemas que básicamente esta experimentando en la actualidad la persona y  juntos acuerdan las soluciones a poner en marcha.  Los eventos del pasado  aunque son muy importantes no son el objetivo terapéutico. Lo que se busca es entrenar a la persona a ayudarse a sí misma. Es decir, la idea no es quitar importancia al pasado sino ver la influencia perniciosa que ejerce en la vida de la persona.

Terapia cognitivo-conductual

Terapia cognitivo-conductual, es un enfoque terapéutico perteneciente a la psicología conductista y la psicología cognitiva. Combina una variedad de técnicas y explora empírica y científicamente el comportamiento de los organismos en su contexto.  Desde el punto de vista de la teoría del aprendizaje. Esta corriente se apoya en los principios fundamentales de la conducta y la  cognición humana. En avances científicos relevantes para psicología,  investigaciones en el campo de la psicoterapia, la psiquiatría y las neurociencias.

¿Cómo es la sesión y cuánto dura?

A veces toma un tiempo, hasta que usted encuentra el psicólogo perfecto, no se desanime,  si Ud se lo propone encontrara el indicado. Solo debe guiarse por su intuición, pues es muy importante que Ud se sienta realmente muy cómoda y confiada en su psicólogo. De cara a la relación terapéutica eso es esencial.

En la primera sesión, la persona expone el problema o los problemas a tratar, así como también sus expectativas. Seguidamente la o las personas, y el terapeuta acuerdan los objetivos terapéuticos.

En este enfoque terapéutico hay que trabajar, y la primera tarea es aprender a observarse a uno mismo, replantear problemas, identificar bloqueos, poner en marcha el pensamiento alternativo, y reconocer las programaciones negativas. La idea es librarse de viejos patrones, por lo que va a necesitar vigilar sus pensamientos por un tiempo y registrarlos en un diario. La terapia cognitivo-conductual se basa en que trastornos como la depresión, la ansiedad y el trastorno obsesivo compulsivo, derivan de patrones negativos de pensamiento, y no solo negativos sino fuera de contexto, irracionales y, distorsionados.

¿Patrones de pensamiento, como afectan?

Por ejemplo, las personas con patrones de pensamientos depresivos, usualmente se abandonan y ya no dedican tiempo a sus hobbies, este abandono los hunde y los aísla aun más. Esta manera de enfrentarse a los síntomas depresivos pueden ser reconocidos  en la terapia con lo cual se puede junto a la persona buscar la manera de volverlos a retomar activamente.

En el caso de patrones de pensamientos ansiosos, el trabajo terapéutico usualmente consistirá en aprender técnicas para calmarse. Es decir, Ud aprende que si respira profunda, calmada y conscientemente reduce el miedo y permite que su cuerpo y sistema respiratorio descansen. Se enfoca en respirar en vez de prestar atención a las sensaciones que le provoca el miedo. No permite auto-asustarse sino centrarse en su respiración.

Una forma distorsionada de pensar es, sacar conclusiones negativas de un evento, generalizarlas y trasladarlas a situaciones parecidas. Este patrón de pensamiento en psicología lo llamamos “sobregeneralización”. Puede pasar también que sucede algo inesperado y enseguida la persona se ve victima de la preocupación exagerada y de que puede pasar algo terrible. Llamamos a eso “Catrastrofización”. Estos patrones pueden actuar boicoteando la vida de los afectados.

Por ejemplo, si tienes la creencia de que los otros te tienen mala voluntad o tienen algo en tu contra, entonces esa creencia te llevara a comportarte negativamente y su efecto en los demás es que ellos también se comporten hostiles contigo. La terapia cognitivo-conductual puede ayudarte a relativizar tu forma de pensar, reeducando la mente para pensar de una forma mas realista y sana.

Técnicas cognitivo-conductuales con las que trabajo.

Es un método de confrontación, muy eficaz en el tratamiento de fobias, la idea es trabajar la reacción de evitación (motora y cognitiva), aceptando las reacciones emocionales y fisiológicas adicionales activadas.

Es un método terapéutico del área de la terapia conductual, consistente en enfrentarse al miedo que provocan problemas de ansiedad

Cuando una persona requiere aprender un comportamiento que no esta dentro de su repertorio de habilidades, la persona aprende mirando a otros

Desde el enfoque de la Modificación de la conducta es la emisión de un comportamiento dirigido a contrarrestar la posibilidad de ocurrencia de un conducta destructiv

(Parada de pensamiento, refuerzo, eliminación, etc.). Esta técnica se orienta al debate sobre los pensamientos negativos  y automáticos que suceden en situaciones estresantes para debilitar los síntomas de ansiedad.

Es el entrenamiento en nuevas habilidades cognitivas  y de adaptación social verbales, no verbales   que carece la persona

Respiración diaframágtica para la ansiedad, la técnica de relajación progresiva de Jacobson, relajación progresiva paso a paso. son las técnicas mas utilizadas en terapia psicológica

Es la simulación de contextos virtuales hechos a medida con apariencia real que puede hacer modificaciones a nivel cerebral, para tratar sobre todo problemas de ansiedad, fobias, trastornos obsesivos y dolor.

× Whatsapp