Saltear al contenido principal

¿Tienes una herida emocional de abandono?

¿Tienes una herida emocional de abandono?

Herida de abandono

Una herida emocional es un dolor emocional que una persona sintió y siente en una relación interpersonal (padre, madre como origen).  Que ha ocurrido en circunstancias en las que no fueron satisfechas las necesidades humanas fundamentales de la persona.

Una herida emocional se forma a través de la experiencia de un dolor profundo vivido en soledad. Abandono equivale a estar expuesto al peligro y hasta que no solucionemos esa herida. Nuestro cuerpo va a estar resolviendo a nivel biológico. Para lo cual desplegara una serie de recursos necesarios para poder sobrevivir hasta que la persona dé solución al conflicto.

¿Cómo afecta la herida emocional de abandono a tus relaciones de pareja?

Cuando te relacionas con una nueva pareja,  y tienes una vieja herida de abandono, generalmente en la convivencia esas memorias pueden despertarse. Es importante hacer consciente esas heridas para no verte vulnerado de cara a las relaciones interpersonales. Suele pasar que la persona con herida de abandono antes de hacerse consciente de esa carencia afectiva. Tiende a abandonar a sus parejas como un mecanismo de protección. Para no ser abandonada antes por su pareja.

Hay casos en los que la persona herida busca una pareja extra para evitar ser abandonada por la primera. En otros casos la persona con herida de abandono soporta hasta lo indecible por parte de la otra persona. Otra vez para no llegar a experimentar la soledad de la separación.

La persona herida tiene un miedo profundo a estar sola

Le asusta alcanzar la autonomía porque tiene la creencia de que sino recibe la ayuda de los otros nadie se ocupará de ella en un futuro. De manera que se boicotea así misma pues piensa que no es capaz de valerse por sí misma. El herido cree que debe haber alguien para apoyarle siempre, convirtiéndose así en una pareja emocionalmente dependiente.

Esto le impulsará a buscar una pareja no para amarla genuinamente sino para que le llene sus vacíos. La persona herida por abandono sufrirá constantes altibajos debido a que piensa que su bienestar depende de la otra persona y no de ella misma.

En la dinámica relacional con su pareja el comportamiento del herido emocionalmente por abandono; será en ocasiones dramático, manipulador y victimista. Con dificultades para tomar decisiones sin antes haberlas consultado con su pareja. También con dificultad en iniciar actividades o esfuerzos si no es acompañado por su pareja. Otras veces inventará enfermedades o las magnificará más para dar lastima a su pareja y que ésta se vuelque en atenciones hacia ella.

El miedo constante a encontrarse en soledad puede desequilibrar su mente, y habrán días buenos y días malos debido a la búsqueda de la presencia y atención constante del otro. En conclusión si la persona no se observa y no atiende esa herida y esa angustia, se acentuará con el correr de los años, llegando a ser más difícil trabajarla en la vejez. En cambio si aprende a reconocer sus propias emociones y pensamientos sin lugar a dudas tendrá la comprensión empática que necesita para superar sus heridas emocionales.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Whatsapp